Caparrós hace balancel con el Mallorca