Kevin estropea otro buen día del Atleti