Goleada y relajación del Barcelona