El Deportivo hunde al Mallorca y toma oxígeno