El Málaga sufrió en Oporto… pero queda la vuelta