Manuel Pellegrini achaca a la falta de concentración la derrota en Granada