El Málaga sigue vivo en Europa