El Dortmund rompe el sueño del Málaga