La afición madridista celebró como una victoria el emparejamiento con la Juventus