El madridismo se defiende de las sospechas del sorteo de Champions