La locura de un aficionado en la llegada de Messi a Dortmund: los agentes de seguridad tuvieron que intervenir