La limpia de Mou en el vestuario del Madrid