La sensación en el vestuario del Madrid es que Zidane se marcha: el entrenador de momento no ha comunicado nada