Xavi Hernández inicia era con victoria: el Barça ya exhibe su sello y deja evidente sus carencias