La mejor versión del Barcelona llega justo antes del Clásico