De la tensión y los insultos al discurso de la esperanza de Laporta: así fue la asamblea extraordinaria del Barcelona