La Supercopa de España vuelve a Arabia con el primer clásico oficial en el extranjero