Sergio Ramos tomó la iniciativa para firmar la paz con Cristiano Ronaldo tras dos años sin ningún contacto