Sergio Ramos no tiene una oferta mejor que la del Real Madrid para la próxima temporada