El Bernabéu abre las puertas a sus aficionados 560 días después: el Real Madrid vuelve a casa