El Real Madrid planea viajar a Pamplona el viernes para evitar problemas por las nevadas ante Osasuna