Ramos jugó infiltrado en el partido de Supercopa: los problemas físicos en los últimos cuatro meses que lastran al defensa