La prioridad de Joan Laporta: blindar a los jóvenes para asegurar el futuro