La polémica del Celta-Barça: dos penaltis sin pitar y un gol de Neymar… ¿mal anulado?