Gerard Piqué tampoco se libra de la crítica culé y es increpado: “¡Te pasas la vida hablando!”