Tres paradas críticas de Kameni evitan el gol del Granada al comienzo del choque