Los motivos por los que Koeman es el elegido: su pasado culé y su fuerte personalidad