Morata forzó su salida del Atlético de Madrid porque no se siente titular con Simeone