Messi y el City ya negocian: le ofrecen tres años de contrato, la llegada de Suárez y después irse a Nueva York