Laporta y el misterioso hombre del paraguas de la Junta del Barcelona: llega en taxi y no se deja grabar la cara