Koeman ve peligrar su futuro en el Barcelona y Laporta mantiene contacto con Xavi