Laporta se emociona en su investidura como presidente del Barcelona: de su frialdad con Bartomeu, al abrazo con Messi