Koeman sigue mirando para otro lado: "No me puedo quejar del equipo. El resultado no es justo"