Koeman se harta de las dudas sobre su futuro y se sentará con el nuevo presidente del Barcelona a partir de lunes