El finiquito de Koeman tras ser despedido del Barcelona: Laporta tendrá que echar cuentas