Koeman se juega no ser despedido ante el Granada: el Barça deberá indemnizarlo con más de 13 millones de euros si no sigue