Jutglà, la nueva sensación del Barça que hace un año se besaba el escudo del Espanyol