Isco se peinó durante más de un un minuto antes de estar listo para calentar en la banda ante el Getafe