Xavi toma la primera gran decisión: fulmina al fisioterapeuta y al preparador físico ante la plaga de lesiones