El feo gesto de Dembélé con los aficionados: se salta un semáforo en rojo para no atenderlos