La excepción de Florentino Pérez con Sergio Ramos: la despedida que no tuvieron Casillas ni Raúl