El disparo de Pabón, a punto de converirse en el 1-0