La renovación de Sergio Ramos con el Real Madrid, estancada: el dinero sigue siendo el principal problema