Un año después, Manolín vuelve a esperar a su amigo Cristiano en la Rosaleda