El último desplante de Bale al Real Madrid: se marchó de Valdebebas para no ver el partido amistoso ante el Getafe