Dembelé llega 15 minutos tarde a la cita de Koeman y conduciendo con el móvil en la mano