La defensa del Málaga se duerme y Hemed fusila en el área pequeña a Kameni