Las cuentas de los equipos para la salvación