El Real Madrid se lleva el Clásico ante el Barça con un polémico penalti sobre Sergio Ramos (1-3)