Cristiano la lía a puñetazos en la ducha del vestuario: el portugués, desquiciado al no encontrar una salida de la Juventus